SALTA (ADNSUR) - La concejala Candela Correa denunció públicamente una situación de hostigamiento y discriminación que vivió el miércoles pasado durante una sesión virtual convocada para definir el listado de temas a tratar.

Allí, un colega le pidió “que se tapara” para “evitar situaciones similares” al escándalo que terminó con la renuncia del diputado nacional Juan Emilio Ameri, quien en medio de una sesión similar de la Cámara baja, protagonizó una escena sexual.

“En el momento que entré a la sesión pidieron a las mujeres que nos tapáramos o nos pusiéramos un saquito para evitar una situación similar”, contó Correa en diálogo con el canal Crónica, la edil de 28 años, conocida en Salta como “la concejala fit”, por su pasado como influencer fitness en las redes sociales.

Correa prefirió no dar el nombre del colega que dijo esta frase, pero explicó que decidió hacer pública la situación para visibilizarla, alegando que no es la primera vez que le ocurre. “Yo vengo sufriendo varias situaciones de hostigamiento, no la vengo pasando muy bien desde el día que asumí", admitió.

Y detalló: "No pertenecía a la política, vengo de la rama de la gimnasia, del deporte. Aposté a esto porque tengo una cantidad de mujeres atrás. Todos podemos aportar a la sociedad”.

Asumió como miembro del Concejo Deliberante de Salta en diciembre pasado. Según le contó a Vía Salta, se casó a los 21 años y tuvo que abandonar la carrera de Derecho, que cursaba en la Universidad Católica de Salta, cuando se separó y quedó sola con su hija. En ese momento, comenzó a dedicarse a dar clases de gimnasia y, le fue tan bien, que se volvió masivamente conocida. El año pasado, decidió postularse a concejala y la respuesta fue muy positiva: ganó la elección con casi 18 mil votos.

“Creo que el comentario tuvo que ver con una remera roja que utilicé la sesión anterior y siento que estuvieron toda la semana planeando decirlo”, aseguró la concejala.

Correa advirtió que el pedido vino por parte de dos miembros del Concejo, de sexo femenino, y que lo que más la indignó fue la referencia que hicieron al escándalo de Ameri, al justificar que la solicitud era “para evitar situaciones similares”.

“Hay gente que se tapa del cuello a los pies y nos roban a dos manos. Salgo a hablar para que a ninguna otra persona le pase lo que yo estoy pasando. Cuando sientan violencia, deben gritarlo, no quedarse calladas. Mi forma de vestir no califica el nivel de las tareas", remarcó la joven edil que viene haciendo mención de estos malos tratos en los medios salteños.

El sitio Aries online, informó que el presidente del Concejo Deliberante Darío Madile, intervino al escuchar este pedido y remarcó que “estaba fuera de lugar solicitar cambio de vestimenta”.

Correa integra un monobloque llamado Nueva Generación, que está alineado a la conducción de Gustavo Sáenz, gobernador de Salta. Así lo informó Todo Noticias.