Este lunes por la madrugada, una joven embarazada de siete meses mató de un diaparo a un fugitivo del penal de Batán que ingresó por la fuerza al patio de su casa en el barrio Santa Rita, en la ciudad de Mar del Plata.

En el enfrentamiento, ella recibió un tiro en la mano y se encuentra hospitalizada en observación. El violento episodio ocurrió minutos antes de las 6 de la mañana, cuando la dueña de la vivienda, de 26 años y con quien cuenta con antecedentes penales, colgaba la ropa recién lavada y fue sorprendida por un sujeto armado con un revólver calibre 22.

La policía llegó al domicilio ubicado sobre la calle Ortiz de Zarate al 8000 tras el llamado al 911 de un vecino que escuchó las detonaciones. Allí encontraron el cuerpo de Julio Ricardo Villarreal, un preso de 42 años que se había escapado de la Unidad Penal XV de Batán en julio de este año. Ya estaba muerto, pero todavía tenía el arma en una de sus manos.

El lugar en donde ocurrió el hecho, en la calle Ortiz de Zarate al 8000. (Foto: gentileza 0223)
El lugar en donde ocurrió el hecho, en la calle Ortiz de Zarate al 8000. (Foto: gentileza 0223)

Después de tomar las primeras testimoniales en el lugar del hecho, las autoridades confirmaron que en la guardia del Higa había ingresado por sus propios medios la mujer embarazada, con una herida de arma de fuego en la mano, por lo que se dispuso su aprehensión. Según indicó Télam, la joven se encuentra aún en observación.

En tanto, se supo que Villarreal estaba cumpliendo una condena en Batán por el delito de robo agravado pero había sido beneficiado recientemente con el régimen de salidas transitorias. Justamente, de una de ellas fue que el hombre no regresó y desde ese momento se encontraba prófugo.

La causa es investigada por el fiscal Leandro Arévalo, quien ya ordenó distintas medidas en la casa de la mujer para esclarecer cómo sucedieron los hechos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!