Llegó de Buenos Aires hace unos meses a Comodoro Rivadavia, cuenta Máxima Márquez, de 56 años, quien encontró en la venta de diarios una forma de subsistir en la ciudad petrolera. Sin embargo, asegura que desde hace un tiempo no puede trabajar tranquila en la zona donde habitualmente lo hacía en inmediaciones del supermercado ubicado en el barrio 9 de julio.

Es que según relató a Diario Crónica, hay personal de seguridad de este supermercado que la hostiga y que incluso la echa del lugar.  Todo comenzó cuando  un día se encontraba vendiendo cerca de la puerta de ingreso al local comercial y  uno de  los encargados de la seguridad privada le dijo que se alejara de la puerta o directamente se vaya a vender a otra parte. 

Un día que hacía mucho frío, viento y llovía , Máxima recuerda que "yo estaba pasada de frío, pero en eso se me acerca otro de los hombres de la seguridad y me dice que el gerente pide que para no pasar tanto frío, me meta al recinto de entrada y así lo hice, y después seguí haciendo lo mismo e incluso ayudando a recoger los carritos”. Pero  los problemas comenzaron con el mismo encargado de seguridad privada que la había echado la primera vez.

Los hostigamientos  por parte de este hombre según relató - incluyeron algunos que otros empujones e incluso afirma que en alguna oportunidad tuvo que llamar a la policía. “Los que van a esa sucursal saben bien y la policía lo sabe también que andan como 5 vagabundos a veces muy drogados que molestan a todo el mundo, y a ellos no les dicen nada", cuestionó.

 "En este caso la propia policía me dio permiso para quedarme, pero los hostigamientos de esta persona, a las que se agregaron otras, sigue y eso me pone muy mal. Lo único que pido es que me dejen trabajar” , pidió la mujer.

El personal de seguridad consultado por el diario local aseguró que  “esta señora suele ser irrespetuosa” no solo con el personal sino incluso con la gente y que incluso deambula con hombres en la zona, por lo que  afirmó que "nosotros cumplimos simplemente con la tarea que tenemos encomendada”, aseveró sobre las acusaciones.