SANTIAGO DEL ESTERO (ADNSUR) - La tragedia golpeó a una familia el domingo pasado cuando una beba de tan solo un año y dos meses cayó a un balde de 20 litros y murió ahogada.

Todo ocurrió en el barrio Tala de Pozo, en Santiago del Estero, cuando eran cerca de las 16 horas del domingo.  La pequeña se encontraba jugando en el patio cuando su hermana mayor, de 7 años, descubrió que estaba adentro de un balde de 20 litros de agua. Rápidamente  llamó a su mamá, Silvina Rodríguez, quien  inmediatamente tomó a su hija  hija en brazos a la calle y salió a la calle a  pedir ayuda.  

Una vecina que escuchó los gritos desesperados de la madre llamó al servicio de emergencias, según El Diario.

El personal de la Comisaría 19 llegó hasta el lugar confirmó que la beba se encontraba sin signos vitales pese a los intentos de una enfermera que intentó reanimarla.