BUENOS AIRES - Una beba de 10 meses, hija de dos policías, tuvo que ser internada de urgencia tras sufrir convulsiones a raíz de una intoxicación por cocaína.

La chiquita fue encontrada en la casa junto al padre, un oficial de policía de la localidad bonaerense de Isidro Casanova. El hombre relató que se encontraba con una amiga y su hija estaba en el piso del comedor cuando notó que la beba se quedaba dormida, la levantó y observó que convulsionaba. 

La menor fue trasladada al Hospital Paroissien. Allí, los médicos confirmaron que había ingerido alguna sustancias peligrosa.

Según publica Telefé Noticias, la beba quedó internada en estado reservado, pero estaba fuera de peligro.

A raíz del hecho se abrió una causa a cargo de la fiscal María Cecilia Pérez, quien dispuso que la pequeña quede al cuidado de su abuela materna una vez que se recupere.

Efectivos de la comisaría Segunda de Isisdro Casanova se acercaron al hospital para entrevistar a la madre, también policía, quien estaba trabajando cuando la menor fue hospitalizada.