La víctima es Joana, una joven que atiende una agencia de lotería en la ciudad de General Roca, Río Negro, ella fue mamá hace poco y continua trabajando, el jueves pasado aprovechaba para amamantar a su bebé cuando la violencia invadió su tarde: dos delincuentes armados entraron y rompieron a patadas la puerta para robar la recaudación.

“Fue solo un susto. Cuando vi los videos me dio miedo, pero en el momento fue bronca o cansancio de los robos que pasan en la zona donde está el comercio”, dijo este lunes a TN Joana.

El robo ocurrió el 3 de junio, cuando faltaban 10 minutos para las 18, en el local que está sobre la calle en la agencia de quiniela sobre calle San Juan, casi O'Higgins, en una zona céntrica de General Roca. Quedó grabado por las cámaras de seguridad.

Joana estaba junto a su beba frente al mostrador de atención al público cuando los dos ladrones entraron con suma violencia. Uno le apuntó, el otro intentó romper a patadas la divisoria para hacerse del dinero.

Joana tenía a su bebé a upa cuando entraron los ladrones. Foto: captura
Joana tenía a su bebé a upa cuando entraron los ladrones. Foto: captura

“Pasó tan rápido… O pensás rápido o quedás paralizada: pensé rápido, apreté la nena contra mí y fui al costado del local donde tengo el botón antipánico", relató la mujer.

"Empezó a sonar la alarma y por eso se enfurecieron y arrancaron la puerta a pedazos”, contó Joana. Mientras tanto, los delincuentes rompían todo a su paso para quedarse con el dinero.

Cuatro robos

La mujer recordó que no es la primera vez que la asaltan, sino la cuarta. “Las cuatro veces estaba yo, por eso no tengo miedo. Mi problema es que estoy cansada de que me roben”, explicó Joana y pidió a las autoridades más gente para cuidarlos.

Los delincuentes armados que robaron una agencia de lotería
Los delincuentes armados que robaron una agencia de lotería

Los delincuentes escaparon en moto y Joana especuló que alguien les pasó el dato de dónde guardaba la caja con el dinero: “Seguramente alguien que vino a pagar a algún impuesto”.

Y aseguró que los robos son tan seguidos que “es como una cuota que tenés que pagar”.