RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Una mujer de 85 años con problemas de salud viajó unos días a 28 de Noviembre y le pidió a la hija que quede al cuidado de su casa para que no quede sola. Al volver, Antonia fue a su casa del barrio Evita y se encontró con que su propia hija no quería entregarle la vivienda. 

Otro de los hijos de la abuela contó en diálogo con Tiempo Sur: “la hija no quiere irse, me duele porque mi madre está discutiendo con ella para que le devuelva su casa”.

"Hace tres horas llamamos a la policía y todavía no vienen; hicimos todo lo legal pero para desalojarla necesitamos un abogado de $30.000 pesos y no podemos pagarlo”, relató el hombre. 

"Yo quiero que esto se difunda. Mi hermana tiene su casa en el San Benito. Queremos que la saquen, que nos ayuden porque mi mamá está en la calle ahora”, denunció.