ESQUEL (ADNSUR) -  "Dale, dale, vamos, otro colchón", se escucha entre insultos a los presos de la comisaría primera Esquel que se amotinaron y generaron un incendio en los calabozos este martes a la noche en medio de una protesta por la extensión de los horarios de actividades.

En un principio, los internos intentaron tomar de rehenes a dos policías que se encontraban en el patio de calabozos, pero los mismos lograron desactivar la situación y dar aviso a sus compañeros de trabajo y a superiores.

Los internos iniciaron un incendio y quemaron sábanas, frazadas y ropa de cama, pero el fuego fue sofocado con la intervención de los efectivos y personal de bomberos voluntarios de Esquel.