RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Dos hombres de 45 y 60 años protagonizaron una tarde de furia este jueves en la capital santacruceña luego de que el pitbull de uno de ellos se escapara y atacar al otro animal. Allí comenzó una violenta pelea y uno de los vecinos, que sufrió lesiones leves en una mano y en la cabeza tras ser atacado con una barreta, realizó la denuncia. 

El hecho se originó a raíz de una pelea entre perros ocurrida en inmediaciones de la calle José Ingenieros al 2700, entre Bouchard y Renna, de Río Gallegos. Los vecinos involucrados -dueños de los animales- viven en la misma cuadra. 

Según informó La Opinión Austral, el hombre que fue acusado del hecho dijo no haber golpeado a su vecino.

Cerca de las tres y media de la tarde del jueves, cuando uno de los vecinos festejaba el egreso de su hija, se percató de que su perro raza Pitbull se había escapado y estaba atacando a otro can de la cuadra.

Alertado por la situación, el hombre fue con su hija a separar a los perros, y en ese momento apareció su vecino con una barreta en la mano. Según expuso luego en la Comisaría Quinta, mientras los canes peleaban, el vecino lo atacó con el elemento contundente en uno de sus brazos y en la cabeza, precisamente en la frente y además lo amenazó de muerte.

El hombre, tras haber sido agredido se retiró del lugar y llamó a la Policía. Los efectivos de la Comisaría Quinta arribaron momentos después y pidieron una ambulancia para el traslado del vecino agredido al Hospital Regional para ser sometido a chequeos.

Mientras tanto, se desconoce el estado de los animales que protagonizaron la pelea que originó todo. 

“Posiblemente hay un trasfondo más allá del ataque con la barreta”, dijo una fuente policial que debió intervenir en el hecho.

Los efectivos sse trasladaron a la casa del vecino acusado y éste les dijo no haber sido el autor del hecho. A su vez, no se pudo acreditar la existencia de la presunta barreta utilizada en el ataque al otro hombre. 

Tras haber sido examinado en el centro asistencial, el hombre recibió el alta médica y le certificaron lesiones leves.

Luego el lesionado se acercó a la Comisaría Quinta para radicar la denuncia correspondiente por “lesiones y amenazas” contra su vecino, y en el caso intervino el Juzgado de Instrucción N° 2, a cargo de la doctora Valeria López Lestón. La magistrada dispuso que el vecino acusado solamente establezca domicilio.

De igual manera, además del testimonio del hombre agredido, se tomó declaración a su hija y a vecinos que habrían visto el momento en el que ocurrió el ataque.

“Me pareció raro, porque siempre hacemos patrullajes por la zona y es la primera vez que nos tocó intervenir en un hecho así”, dijo otro policía. 

Tras conocerse el hecho, las redes sociales fueron el escenario de un nuevo debate en torno a la tenencia responsable de animales y la presunta peligrosidad de los perros raza Pitbull.

Con mensajes como “es culpa del vecino por no cuidar bien a su perro" o “si sabés que tenés un Pitbull, tenés que ser consciente de que puede llegar a atacar” algunos vecinos de Río Gallegos cargaron contra el hombre que había perdido de vista a su mascota, lo que generó la pelea con otro can y la violenta disputa luego entre vecinos de la cuadra.