Un solitario delincuente armado robó la recaudación de un kiosco ubicado frente al casino de Esquel.

Toda la situación fue grabada por las cámaras de seguridad y la policía de la zona intenta identificarlo.

"Dame todo", gritó el ladrón al ingresar al kiosco, sin quitarse nunca el casco.

Ante la sorpresa de los dos jóvenes que estaban detrás del mostrador, el ladrón reaccionó con violencia al ver que manipulaban sus teléfonos celulares, pese a estar apuntados por el arma de fuego.

Según trascendió, se habría llevado alrededor de 4 mil pesos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!