El hecho ocurrió el pasado 27 de agosto en la ciudad de Puerto Madryn cuando un hombre, que trabajaba como repartidor,  radicó una denuncia por un robo armado donde le sustrajeron una importante suma de dinero. Sin embargo, luego se logró establecer que era todo una mentira. 

El camionero denunció ante la policía que el  27 de agosto, alrededor de  las 12:55, fue víctima de un violento robo cuando se encontraba trabajando como repartidor.  “Me apuntaron con un arma y me robaron la recaudación. No le vi la cara, porque tenía capucha. Pero se fue en una moto”. Así, el camionero Alberto Enrique Gatti, denunciaba a la policía que había sido víctima de un robo. 

Tras robarle, según contó, el delincuente se subió a una moto de acompañante y ambos ladrones se escaparon. La Policía de Puerto Madryn comenzó una investigación que en un principio contempló el relevamiento de  las cámaras de seguridad del sector , y fue así que se encontraron con una sorpresa: nunca había ocurrido un robo.

Se confirma - según las imágenes -  que la supuesta víctima arriba en la camioneta al lugar. Estaciona, se lo ve bajar y espera a que llegue la policía. Pero no se observa en los mismos registros el robo denunciado “ni el modo ni las circunstancias, verificando así la discrepancia entre lo denunciado y lo realmente ocurrido”, indica el pedido formal de apertura de investigación.

Por lo que ahora el trabajador será imputado por falsa denuncia enfrentando una proceso penal.  El dinero de la empresa nunca fue hallado.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!