CALETA OLIVIA (ADNSUR) - Un preso intentó escaparse por la ventana de su celda de la comisaría tercera de Caleta Olivia en la madrugada de hoy lunes. Para poder irse rápido del lugar, el interno había pedido un remís. Sin embargo, lograron atraparlo. 

El delincuente desoldó primero los barrotes que lo separaban de un patio trasero y luego saltó en medio de la oscuridad para escaparse, según informó el medio Santa Cruz en el Mundo.

Sin embargo, un policía vio desde la calle una sombra e inmediatamente dio la voz de alto. Desde el fondo de la comisaría, con las manos en alto, el interno, de apellido Yáñez, se entregó de inmediato tras intentar sin éxito saltar un paredón.

Según publica La Opinión Austral, tras el fallido intento de fuga, un remís frenó a metros de la comisaría y esperó por varios minutos en el lugar. Cuando un policía se acercó al auto y le preguntó qué hacía en el lugar, el chofer respondió que esperaba un pasajero de apellido Yáñez. 

Luego, la Policía secuestró de la celda del preso una pinza metálica, tres hierros con punta, una estructura metálica, un celular sin chip ni memoria y dos billetes de $100.