MENDOZA (ADNSUR) - Un joven 24 años fue asesinado a golpes en el penal de Almafuerte por su propio compañero de celda, quien cumplía una condena perpetua por homicidio criminis causa.

Desde el Servicio Penitenciario informaron que el crimen se produjo este miércoles 25 de diciembre por la noche, en la celda 533 del módulo 5, donde suelen estar los reclusos más peligrosos.

Tras una pelea entre compañeros se sintieron gritos y al llegar a la celda, encontraron a Nicolás Lozano Ramos con severas lesiones en su cuerpo y en estado inconsciente. El herido fue llevado rápidamente al hospital, donde fue atendido por personal médico. Luego de un paro cardiorrespiratorio producto de los golpes, el joven falleció.

Lozano cumplía una condena por el delito de homicidio simple, de unos 15 años, y hasta el momento llevaba un tiempo de 4 años y 6 meses detenido en la cárcel. Autoridades del Complejo Penitenciario Almafuerte entrevistaron a los compañeros de celda del muerto, y uno de ellos confesó ser el atacante. Se trata de un hombre que cumplía la pena de prisión perpetua por homicidio criminis causa y robo agravado, indicó Los Andes.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!