CÓRDOBA (ADNSUR) - Tal como sucedió hace unos meses en Comodoro Rivadavia, donde un grupo de vecinos hizo justicia por mano propia y terminó matando al padre de un presunto abusador que luego se confirmó que no había estado implicado en el caso, otra vez habitantes de una ciudad intentaron ajusticiar a un violador.

Esta vez ocurrió en Córdoba donde se acusa a un policía de abusar de una adolescente de 15 años, confirmó La Voz.

Al enterarse los vecinos de la denuncia, quisieron quemar la casa del uniformado, lo que terminó en un enfrentamiento con policías que llegaron al lugar para evitar que incendiaran esa vivienda.

Hubo cascotazos y balazos de goma, lo que produjo heridos de ambos lados.

Según la denuncia, el suboficial detenido ingresó en una vivienda cercana a su domicilio a buscar un televisor que se había descompuesto y que el dueño le había pedido que se llevara.Pero al ingresar en la casa se fue hasta la habitación donde estaba una jovencita de 15 años y allí habría abusado de ella. En ese momento en la casa había otras dos pequeñas de 3 y 1 año.

Según partes policiales, una tía de la adolescente al abrir la puerta del dormitorio se encontró con la víctima forcejeando con el policía, según declaró. Este, en su huida, golpeó a la mujer y escapó hacia su vivienda, al frente.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!