CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Un inspector de la Policía Federal Argentina (PFA) fue asesinado de cuatro puñaladas en el barrio porteño de Palermo por un hombre en aparente situación de calle y con presuntas alteraciones mentales que terminó baleado y detenido, y se investiga si al momento del hecho el agresor estaba amenazando a transeúntes, informaron fuentes policiales y médicas.

La víctima fue identificada como el inspector Juan Roldán, quien era padre de un nene de cuatro años y prestaba servicio en el Cuerpo de la Policía Montada de la PFA y sufrió una de las puñaladas en el pecho, a la altura del corazón.

Según las fuentes, el hecho ocurrió cerca de las 16.30, en la esquina de la calle San Martín de Tours y la avenida Figueroa Alcorta, a metros del ingreso al Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), un lugar sumamente transitado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Personal de la Policía de la Ciudad y del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) se trasladó hasta el lugar tras haber sido alertados de la presencia de dos personas heridas.

Al arribar, los efectivos y médicos constataron que uno era el inspector Roldán, quien presentaba cuatro heridas de arma blanca, por lo que le realizaron tareas de reanimación y lo ingresaron al Sanatorio Mater Dei, ubicado a los pocos metros, sobre San Martín de Tours.

“Lo cargaron en una camilla y lo llevaron rápido al Mater Dei porque está ahí cerca", dijo a Télam Alberto Crescenti, director del SAME.

Las fuentes policiales detallaron que Roldán murió alrededor de las 17.30 en ese sanatorio, en el que poco después del deceso se hizo presente el secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba.

Por su parte, el agresor presentaba al menos un disparo de arma de fuego en los miembros inferiores, aparentemente efectuadas por el inspector Roldán al defenderse del ataque a puñaladas.

Crescenti explicó que ese hombre fue trasladado detenido al Hospital Fernández, donde esta tarde era intervenido quirúrgicamente.

El acusado fue identificado por la Policía como Rodrigo Facundo Roza, de nacionalidad argentina y mayor de edad.

Los pesquisas procuran determinar si se trata de un hombre en situación de calle que minutos antes amenazaba a los clientes de un bar que tomaban un café en una mesas ubicadas en la vereda.

En tanto, los peritos de Policía de la Ciudad secuestraron en la escena del crimen el arma blanca utilizada por el atacante, la cual se halla envuelta en un papel de color rojo.

Por su parte, un testigo que se encontraba en un bar frente a la escena del crimen contó esta tarde a Todo Noticias que momentos antes del ataque el agresor “hablaba con Dios, estaba ido” y que cuando varios policías se le acercaron, este hombre dijo “¿a quién me llevo primero?”

El testigo contó que el policía asesinado primero efectuó “dos tiros hacia el suelo” para que se calme al ver que tenía un cuchillo.

“Lo sorprendió al policía porque tenía el cuchillo adentro de su mochila”, indicó el hombre que describió que “fue todo muy rápido”.

Otro testigo que se encontraba a metros de la escena fue el productor de cine y televisión Ignacio Viale, quien describió a la prensa que el atacante “"desenvainó” el cuchillo y luego lo clavó “en el pliegue del chaleco” del policía.

En las diligencias intervienen efectivos de la Comisaría Vecinal 14 C de la Policía de la Ciudad y la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional de turno.