El policía perteneciente a la PFA, de 25 años de edad, estaba por ingresar a la casa de un amigo para entrenar en su minigimnasio, en Berazategui, cuando al menos cuatro personas lo rodearon en un Volkswagen Gol Trend para asaltarlo. De ahí en adelante se originó un tiroteo que dejó a dos ladrones muertos. Los cómplices en la huída pasaron con otro auto por arriba de uno de ellos.

El episodio ocurrió alrededor de las 18.50 del miércoles en la esquina de las calles 140 y 26 . La secuencia quedó registrada por las cámaras de seguridad.

Según informó Clarín, al lugar había llegado un oficial ayudante en la División Servicios Audiovisuales de la Policía Federal Argentina (PFA), de 25 años, acompañado por dos personas en un Volkswagen Bora negro, para entrenarse en el mini gimnasio de un amigo.

Un policía federal mató a dos delincuentes que intentaban asaltarlo

El policía se resistió al asalto y en ese momento comenzó el tiroteo con los ladrones: uno de ellos, identificado como Diego Armando Gálvez de 23 años, quedó tendido en la calle con una herida de arma de fuego en la cabeza. Sus cómplices, a bordo de otro coche, huyeron y lo pasaron por encima. 

En tanto, a la vuelta de la esquina, a unos 40 metros, fue encontrado Facundo Ezequiel Arias de 23 años, tirado en el asfalto, quien murió en el lugar. Tenía un disparo en el cuello, otro en un muslo y un tercero en un dedo.

Según fuentes de la investigación consultadas por Clarín, Arias no había regresado de una salida transitoria ya que estaba cumpliendo una condena por "robo agravado".

Por su parte, el oficial resultó ileso en el enfrentamiento.

Interviene en la causa el fiscal Daniel Ichazo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada de Berazategui, quien dispuso el secuestro del arma reglamentaria del policía para realizar el cotejo balístico y no adoptó ninguna medida restrictiva en su contra al considerar que actuó en legítima defensa.