El hecho ocurrió este pasado lunes, pasadas las 20 horas, en la comisaría Primera de Trelew. Allí, un policía cayó de un techo a otro, se golpeó la espalda contra una banderola y se salvó de milagro. No habría sufrido lesiones de gravedad. 

Se trata de un sargento, de unos 30 años, que estaba haciendo la tarea de cabo interno al cuidado de los detenidos y mientras realizaba una recorrida por los techos que dan hacia los calabozos que tiene la dependencia, resbaló y cayó.

Esta situación originó posteriormente un operativo especial del cual participaron los bomberos y personal médico para bajarlo del lugar y trasladarlo al hospital.

Según informaron fuentes policiales, todo parece indicar que entre un sobre techo y el techo hay una altura de unos dos metros. De esta forma, el empleado policial se precipitó golpeándose contra una banderola y un cordón de cemento, especificaron más tarde desde la misma dependencia.

Por último, el joven polícía fue derivado al Hospital donde le iban a hacer placas para descartar o no una posible lesión ósea, indicó Diario El Chubut.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!