Un sargento de la policía de Santa Cruz fue acusado de abusar sexualmente de una menor de 12 años en Puerto San Julián y luego habría querido quitarse la vida.

El hecho mantenido en silencio por elementos del cuerpo policial apostado en la localidad, fue protagonizado por un hombre que sería un familiar directo de la nena.

La Policía envió custodia a su domicilio desde hace una semana para evitar que intente suicidarse nuevamente, debido a la inestabilidad psicológica del abusador, señaló La Opinión Austral.

En los próximos días, la víctima será sometida a una Cámara Gessell con el objetivo de determinar oficialmente y con exactitud cómo se dieron los hechos. La investigación será crucial para definir el futuro del policía abusador.