BUENOS AIRES (ADNSUR) - Un pitbull de un funcionario municipal de Morón, Buenos Aires, atacó a cinco vecinos y a un policía, quien mató de dos disparos al perro. Como saldo del brutal ataque del animal, los vecinos debieron ser hospitalizados: una mujer debió recibir 100 puntos de sutura y sufrió una grave lesión en un tendón, ya que las mordidas afectaron sus dos brazos.

El hecho ocurrió el martes en la calle Alessandri entre Azul y Avellaneda, a escasas 12 cuadras de la Base Aérea Militar. El animal estaba en la vereda, sin correa ni bozal, cuando emprendió el ataque contra una vecina que caminaba de regreso a su casa. "El perro me vino de frente, me saltó y me mordió el brazo", contó la mujer a Telefe.

Cuando otros vecinos intervinieron en la situación, el pitbull no frenó en su accionar y mordió a cuatro personas más, de acuerdo al reporte policial del suceso: de todos modos, los vecinos aseguran que son ocho las víctimas. En un momento dado, un policía apareció en el lugar y, ante la embestida del perro, efectuó un disparo con su arma reglamentaria pero, pese a la herida recibida, el animal continuó atacándolo, por lo que el uniformado realizó un nuevo disparo y lo mató.

"El policía le tiró un tiro cuando el perro le saltó y después otro, pero el perro seguía atacando igual", relató una vecina, Mientras que las víctimas del pitbull aseguraron que el perro pertenecía al ex concejal y director de la Unidad de Gestión Comunitaria (UGC) número 9 de Morón, Marcelo Ríos.

Uno de los vecinos contó que el perro ya había atacado a cuatro personas antes y que se lo llevaron "para sacrificarlo pero el dueño lo recuperó y lo trajo de nuevo".