CÓRDOBA (ADNSUR) - Un nene de tres años fue víctima del salvaje ataque de un pitbull mientras jugaba con su primito en la vereda de su casa en la ciudad de Córdoba. Tuvo que ser operado de urgencia y necesitará una prótesis en el rostro.

Según el primer parte médico, "cuando Dylan ingresó a la guardia del hospital Abel Ayerza tenía una lesión importante en uno de los párpados y en el cuello. Ahí se le realizaron las curaciones pertinentes y el control de la hemorragia. Tras la evaluación debió ser derivado a un centro de cirugía pediátrica de cabeza y cuello”, informaron.

El padre de la víctima contó a TN que el perro pertenece a su hermano y tío del menor. A pesar de la conmoción del momento, los familiares reconocieron que esta no fue la primera vez que lo mordió.

“Cuando sucedió la primera vez me dijeron que lo habían dado al perro y era mentira. De ese ataque le quedó una cicatriz atrás de la oreja y en la mejilla derecha. No había sido tan grave como ahora”, señaló Franco Sánchez.

Ahora no solo pasó por una operación, sino que además necesitará una prótesis. “Evoluciona bien pero hay que esperar unos días más. Por ahora, su estado es reservado”, indicó el padre.

Según publicaron los medios locales, esta vez el dueño del animal hizo la denuncia y “la perrera lo retiró” del domicilio. Actualmente se encuentra encerrado en un canil, apuntaron desde el departamento de Zoonosis Municipal.