BUENOS AIRES (ADNSUR) - Un hombre de 27 años falleció tras ser atacado por su perro de raza rottweiler y después los funcionarios de la Justicia autorizaron a que el perro sea sacrificado, en un dramático caso que se registró en la localidad bonaerense de Ezeiza.

Se dice que el muchacho, con frecuencia, golpeaba al animal para domesticarlo y porque era sumamente agresivo.

Los voceros de los tribunales de Lomas de Zamora aseguraron que la víctima fue identificada como Briaian Alexis Avalos, de 27 años, quien tenía al animal de mascota. Así lo detalló Crónica.

Trascendió que los hechos se descubrieron el miércoles pasado en un taller de costura, situado en San Lorenzo al 1200, en jurisdicción de la comisaría 1ª de Ezeiza, donde el cadáver del muchacho fue encontrado por su padre, de nombre Camilo Santos Avalos, quien dijo que concurrió al inmueble porque su hijo no respondía a sus reiterados llamados.

De acuerdo a lo señalado por los informantes, el cuerpo sin vida yacía boca abajo en el sector del living y presentaba la falta de parte del cuero cabelludo, como también marcas en el rostro, similares a las mordeduras de un perro.

Los diversos testimonios obtenidos en el sumario demostraron que el joven castigaba físicamente y con mucha frecuencia al animal debido a que era muy agresivo, estimándose que el individuo había muerto luego de ser agredido por el rottweiler, a quien se resolvió finalmente sacrificar.

En el expediente, que se caratuló “Averiguación de causales de muerte”, tomó intervención la Unidad Funcional N° 2 de Ezeiza, dependiente del departamento judicial lomense.