Un principio de incendio se produjo en una casa de la calle Barcelo al 600 a media mañana de este sábado. 

Los dueños de la casa lograron controlar el fuego, que ocurrió en una de las habitaciones, según le informaron a los bomberos y a la policía cuando llegaron al lugar. 

Según detallaron, el incendio se produjo por accidente, mientras jugaban con un perro que arrimó el colchón a una estufa, lo que provocó el comienzo de las llamas. 

Afortunadamente, no hubo personas lesionadas.