CAPITAL FEDERAL - Un médico pediatra dio diagnósticos falsos de cáncer en niños para que sus padres realicen el costoso tratamiento en clínicas privadas con las que estaba vinculado. Ocurrió con tres familias. 

En los tres casos, el médico llamado Mina Chowdury expresó a los padres de los chicos que sus hijos padecían cáncer y les recomendó hacerse análisis y tomografías en empresas privadas.Según publicó La Cien, les indicaba que no se atendieran en hospitales públicos para evitar largas esperas y la falta de equipamiento necesario para realizar los estudios que, en teoría, necesitaban los menores.

“Me asombré de que mi hija tuviera cáncer. Es algo que tenía que ser tratado de inmediato”, dijo una de las mamás de las nenas a tratadas por Chowdury en diálogo con el diario inglés The Telegraph.

Según relató, el pediatra le aconsejó realizar pruebas de sangre de alrededor de 4.200 dólares además de viajar desde Escocia a Londres para practicarle una tomografía por resonancia magnética. La mujer no se quedó con ese diagnóstico y fue a otro hospital, donde los profesionales no encontraron pruebas de que su nena tuviera cáncer ni le encontraron un tumor. Esto fue el punto de partida para comenzar a investigar al médico. 

Una de las clínicas a las cuales el médico enviaba a sus pacientes era suya  y en la otra había sido director gerente. Por eso fue que el Servicio del Tribunal del Personal Médico (MPTS) consideró sus acciones deshonestas.

“El tribunal llega a la conclusión ineludible de que el doctor Chodhury actuó para aumentar los ingresos o reducir las pérdidas de su negocio”, dijo el presidente del tribunal médico James Newton-Price.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!