COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Un pastor de El Maitén fue condenado por el abuso sexual de dos primas y deberá cumplir 14 años de prisión. Sin embargo, recién lo hará el 26 de agosto, una vez que resuelva “temas personales”.

Samuel Josué Figueroa fue sentenciado por abuso sexual -agravado por haberse aprovechado de la convivencia cuando las víctimas eran menores de edad. Los hechos ocurrieron entre los años 2000 y 2007, según contó una de las víctimas que debió mudarse a Neuquén para rehacer su vida y tratar de olvidar el calvario vivido.

El veredicto se conoció el martes y conmocionó a la comunidad. Sin embargo, lo que más llamó la atención fue el pedido que hizo el abogado defensor para que el condenado arregle temas personales y la aceptación de los jueces. Los magistrados que le dieron la autorización son Ricardo Rolón, Fernanda Révori y José Luis Ennis, indicó Clarín.

El condenado deberá comenzar a cumplir la sentencia en la comisaría de la localidad de Cholila, pero a partir del 26 de agosto.

UN CALVARIO DE AÑOS

Una de las víctimas en los últimos días contó el calvario que vivió junto a su otra prima. “Ella tenía entre 8 y 15 años cuando fue violada, yo en cambio era adolescente, tenía entre 13 y 14 y lo sufrí hasta los 15 y 16 años, pero finalmente pude hablar y contar todo. En su momento, nos amenazaba para que no habláramos. Cuando tomé la decisión, se lo dije a mi mamá porque no quería seguir viviendo una vida así, pero teníamos mucho miedo por lo que iban a decir los compañeros del colegio”, explicó a Jornada.

La joven contó que “la gente del pueblo nos trataba de mentirosas, eran contados quienes conocían realmente lo que estaba pasando. Él era una cosa con los demás y cuando estaba cerca mío o de mi prima era otro tipo, creo que viene de familia porque al padre también lo acusaron en Bariloche de violación, pero a niños varones”.

La víctima aseguró que Figueroa “les había llenado la cabeza a muchos vecinos. No los culpo, porque tiene una capacidad terrible para convencer a los demás”. Sin embargo, tras conocerse la condena hubo un gran repudio a su figura.

Según se informó la sentencia se venía prorrogando desde marzo pasado, y habría más víctimas del pastor pero los casos “no pudieron ser juzgados porque ya estaban prescriptos", confirmó el fiscal Carlos Díaz Mayer.