CALETA OLIVIA - El menor de 8 años apareció en la plaza del barrio Gobernador Gregores de Caleta Olivia a las 19 horas del sábado, con un arma blanca y un palo, amenazó a otros chicos que estaban en lugar e incluso amagó a lastimar a una nena.

Después habría contado que se había escapado de su casa porque sufre maltrato infantil por parte de su padrastro. También dijo que tenía el cuchillo para defenderse.

María José, una mujer que se encontraba allí con sus hijos y una de sus nenas, fue a quien el niño amenazó con el arma blanca. Pero la intervención de su otro hijo, de 14 años, permitió quitarle el cuchillo al menor.

La mujer, alertada de lo que pasó con sus hijos, se acercó a hablar con el nene. Cuando le preguntó por qué andaba armado, éste se puso a llorar y dijo “me sacaron mi cuchillo y lo tengo para que no me hagan daño”.

En diálogo con La Opinión Zona Norte, María José contó que le dijo al niño que se quede en la plaza para jugar con los demás niños. “En ese lapso de tiempo estuvo hablando con mi hijo de 14 años, mi nene vino a decirme que quería llevarlo a su casa, porque según entendía se había escapado del hogar sin que sus padres tuvieran conocimiento”.

Lo llevaron a la vivienda, pero no quiso entrar y volvió al playón del barrio. Según María José, el menor quería pasar la noche ahí porque “su padrastro le pega”. Juan mencionó que en su casa “molesta” y el padrastro se enoja. En el instante, María José decidió comunicarse con personal de la Oficina de Niñez, pero no obtuvo respuesta positiva, entonces realizó la denuncia en la Comisaría Segunda de Policía.

Ese mismo día, a las 21:30 horas, efectivos policiales confirmaron que buscaron al menor y lo llevaron al departamento que comparte con su madre y la pareja de ella. Para María José, “la Policía intervino en un hecho para el que no tiene capacitación, ellos están para otras cosas”, y agregó: “No digo que esté bien o esté mal, sino que es otra área la que debería intervenir en estas situaciones”, cerró su explicación la vecina