SANTIAGO DEL ESTERO (ADNSUR) - Dos nenes de 7 y 11 años fueron denunciados de abusar de un amigo con un palo de escoba en la ciudad de Añatuya, Santiago del Estero. La Justicia investiga el entorno de los pequeños para determinar cómo se llegó a tan aberrante desenlace.

El caso ocurrió en un barrio de la localidad santiagueña mientras jugaban tres chicos: dos de 7 años y el restante de 11. Los agresores dijeron que se habría tratado de un “juego”, al que le sumaron un palo de escoba con el que abusaron de su amigo de 7.

La víctima corrió de inmediato a su hogar y les detalló a sus padres lo que había sufrido. Inmediatamente profesionales médicos asistieron al pequeño de la herida.

Una semana después, médicos y funcionarios indicaron que los menores de edad tomaron el palo de escoba para jugar, pero los expertos hoy ven mucho más allá y descreen de un juego accidental.

En consecuencia, la fiscal Andrea Darwich incorporó el testimonio de funcionarios de la Subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia (Subnaf), ya que algunos dijeron que la víctima era “violenta”.

Mientras tanto, la Justicia santiagueña investiga el entorno de los chicos, según deslizó ayer en una audiencia virtual la jueza de Control y Garantías, Gladys Liliana Lami.

En esa reunión, todos los funcionarios coordinaron sobre la asistencia psicológica a los dos menores. Hay quienes suponen que los atacantes vieron algo en su entorno y lo reprodujeron contra la víctima, o bien estarían recibiendo influencia tóxica, nociva para su educación. Ahora, la fiscalía pretende clarificar esas piezas faltantes.