CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Un chico de 4 años mató a su padre de un disparo mientras manipulaba el arma en el interior de una vivienda. Ocurrió en la localidad bonaerense de General Madariaga, según informaron fuentes policiales y judiciales.

Ismael Raúl Montenegro, de 37 años, recibió un tiro en el glúteo izquierdo. Sus familiares lo llevaron al hospital, donde murió mientras era intervenido quirúrgicamente, informó Clarín este lunes. 

Los testimonios de quienes presenciaron la escena detallaron que el hijo, de apenas 4 años, tomó el rifle calibre 22, que su tío había dejado arriba de una mesa tras llegar de cazar, cuando se le escapó el balazo.

La Justicia ordenó hacerles pruebas de dermotest a todos los que estaban en la casa para detectar la presencia de pólvora en sus manos. Según las primeras pericias, dio positivo en el nene.

El hecho ocurrió en una casa ubicada en la esquina de la avenida Tuyú y la calle Belgrano. Según declaró a la Policía su propietaria, Fernanda Noemí Rodríguez (36), el chico estaba manipulando el rifle cuando lo accionó accidentalmente y la bala impactó en el cuerpo de su papá.

A pocos metros se encontraba José Alberto Montenegro (45), hermano de la víctima, como así también la mamá del nene.

Cuando lo llevaron al Hospital Municipal "Ana Rosa S. de Martínez Guerrero", los médicos constataron que el proyectil quedó alojado en la cresta ilíaca derecha, con una lesión vascular doble (vena y arteria completamente seccionadas). Lamentablemente, no lo pudieron salvar.

En el lugar fue secuestrada la carabina -marca Choque- y una vaina servida. 

La víctima se dedicaba a realizar tareas de albañilería y mantenimiento en zonas rurales, informaron voceros consultados por Clarín.