El propietario del local se retiró cerca de las 20 horas, dejó las luces prendidas y la puerta abierta. La policía entró al local y al no encontrar a nadie, se quedó custodiando el lugar hasta que lograron contactarse con los dueños a las tres de la mañana.

Un local quedó abierto durante la madruga y lo custodió la policía

RADA TILLY - El hecho se produjo en la noche del miércoles en  local comercial Frida,  de la Avenida Moyano, de Rada Tilly. Por un descuido, el hijo de la propietaria del local, dejó el local abierto a las 20 hs y se retiró confiado en que había cerrado.

El local permaneció abierto y fue la policía, quien advirtió a su propietaria, que tenía el local con las luces prendidas y la puerta abierta. Se aseguraron de que no se encontrara nadie en el interior y ubicaron telefónicamente a su dueña durante la madrugada.

Además de reconocer y agradecer el trabajo policial,  expresó  “debe haber entrado gente estimo y se encontraron que no había nadie. Si esto hubiera pasado en otra ciudad, olvidate que ibas a encontrar algo”.