El terrible episodio ocurrió este viernes por la tarde en el barrio Soeme de Esquel en medio de un conflicto de vecinos por la pelea de sus canes.

El animal era un pitbull de ocho meses. Un joven de 23 años lo apuñaló varias veces y el perro terminó muriendo tras agonizar algunos minutos.

El agresor fue detenido e iba a ser imputado según la Ley Nacional 14.346 que castiga el maltrato y la crueldad con los animales, aunque el juez ordenó que luego de las actuaciones de rigor recuperara la libertad.

Según la información suministrada por la Seccional Segunda, hubo una persona de 25 años demorada, que fue notificada por incitar a reñir en lugar público y entorpecer el procedimiento de la policía.

Además del secuestro del cuchillo con el que el agresor ultimó al perro, se dispuso que el animal fuera llevado a la veterinaria municipal para elaborar el correspondiente informe.