Un portero de un colegio de la localidad bonaerense Guernica y su vecino fueron detenidos, acusados de secuestrar y torturar a un joven de 22 años durante casi 24 horas por no devolverles un supuesto dinero que les había robado. El brutal episodio ocurrió en una vivienda de la zona Sur del Conurbano y los investigadores sospechan que ambos abusaron sexualmente de la víctima, quien había asistido a la escuela donde el principal sospechoso trabajaba.

De acuerdo a las fuentes del caso, el portero de la Escuela Nº302 de Guernica y la víctima mantenían una relación de amistad. Se habían conocido cuando el joven era alumno de la institución en la que trabajaba el ahora detenido.

Pero todo cambió un mes atrás, cuando el portero acusó al joven de haberle robado 10 mil pesos mediante una transferencia en Mercado Pago. Luego de eso, no volvieron a verse.

La distancia entre ambos se mantuvo hasta el viernes pasado, cuando el portero interceptó a la víctima. Allí, el portero, supuestamente, tomó un cuchillo, se lo apoyó en la nuca al joven y lo amenazó: “Si en la transferencia que hiciste figura la hora en que te fuiste, te agarro a mazazos la mano y te desfiguro todo”.

El domicilio donde habría ocurrido el secuestro
El domicilio donde habría ocurrido el secuestro

Entonces, el portero, presuntamente, secuestró a la víctima en su domicilio, ubicado en San Juan al 1.000, en Guernica. En el lugar, estaba acompañado por uno de sus vecinos.

Ahí comenzó el horror. Los investigadores señalaron que ambos sospechosos torturaron al joven durante casi 24 horas para que les entregara el dinero.

“Le quemaron el rostro, le tiraban agua caliente con un dispenser, lo golpearon en todo el cuerpo y en sus genitales. La cara le quedó totalmente desfigurada”, dijo un investigador del caso. Del mismo modo, el fiscal Condomí Alcorta se encuentra analizando por estas horas si abusaron sexualmente de la víctima.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!