DOLAVON (ADNSUR) -Un joven de 23 años tuvo prisionera a su novia, efectivo de la Policía provincial, durante tres horas y amenazó con matarla con su arma reglamentaria y quitarse la vida, en un episodio ocurrido en la localidad de Dolavon.

El caso se produjo durante la mañana del sábado en una vivienda ubicada en la calle Escalante, de esa localidad, informó el diario Jornada.

Según indicaron fuentes policiales, la policía dio aviso a la Comisaría de la zona por intermedio de un mensaje de texto.

En medio de una discusión con su novio, con el que estaba distanciado, este le quitó el arma reglamentaria y amenazó con dispararle en reiteradas oportunidades.

Al llegar al lugar, debió intentar mediar una persona, ya que el novio de la policía se negaba a abandonar el lugar y amenazó con matarla a ella y luego quitarse la vida.

Tras varias horas de discusiones, finalmente logró ingresar al lugar un pariente de la mujer, también policía, quien logró persuadir al atacante para que bajara el arma y luego, en medio de un descuido, fue desarmado.

De inmediato quedó detenido por  el delito de "amenazas agravadas, privación ilegítima de la libertad y abuso de arma”.