SANTA FE (ADNSUR) – Un particular episodio se registró en la ciudad santafesina de Pueblo Esther, cuando en un control vial un conductor arrojó niveles de alcohol superiores a los que los dispositivos pueden medir. El hecho ocurrió cuando los  inspectores que estaban al frente de los operativos que se realizan en la ciudad, detuvieron un auto que circulaba en contramano y con las luces apagadas.

Al momento de realizar el test de alcoholemia, el dispositivo que mide hasta cuatro gramos de alcohol en sangre mostró unas flechas (hacia arriba), señal que indicaba que el conductor habría superado el valor. Los inspectores calificaron la situación como insólita y a su vez advirtieron que este tipo de cuadros pueden llevar a un coma alcohólico.

La Agencia Provincial de Seguridad Vial dio a conocer el hecho a través de sus redes sociales. En la publicación se observa una imagen del alcoholímetro, el cual señala la fecha y hora de la medición. Sin embargo, el nivel de alcohol que tendría el conductor no se visibiliza y solo figuran tres flechas hacia arriba en el visor.

Un hombre que manejaba en contramano estaba tan borracho que superó los límites del alcoholímetro


"Este alcoholímetro no está roto. El conductor tenía un nivel de alcohol superior al que el dispositivo puede medir: más de 3 mililitros. Lo detectaron los inspectores de tránsito de Pueblo Esther", señala la publicación que la APSV según publica Telefe Noticias.