CAPITAL FEDERAL -  Roxana Olivera tenía 40 años y ya había denunciado a su pareja dos veces por violencia de género, en 2018 y 2019. Pese a ello, y por el círculo de violencia y dependencia que este tipo de relaciones generan, ella volvió a convivir con él. El tercer ataque grave lo sufrió el viernes pasado, y no sobrevivió.

Tras una discusión en su casa de General Rodríguez -que compartían al menos desde 2018- este viernes 23 de abril a las 21 h, Martín Ariel Jaime, de 43 años, roció a Roxana con nafta mientras ella fumaba y las llamas le provocaron graves quemaduras en la cara, el cuello, el pecho y las vías respiratorias. Al menos uno de los tres hijos de Roxana, que había tenido con otra pareja y que vivían con ellos, fue testigo del hecho.

"Se usó una frazada para apagar el fuego", dijeron las fuentes. 

Un hombre prendió fuego a su pareja adelante de uno de sus hijos y luego la obligó a dormir con él: la mujer agonizó 6 días

A pesar del ataque, Roxana pasó la noche con su agresor. “No sabemos si por miedo esa noche ella no quiso ir a atenderse o porque él la privó de su libertad, quemada como estaba, ella durmió junto a Jaime”, describieron voceros de la investigación.

Al día siguiente, por la mañana, se produjo otra discusión y el llamado al 911. Cuando la Policía llegó, Jaime ya se había escapado. Se llevaron de urgencia al hospital a Roxana. No pasó mucho para que entrara en coma.

Jaime tiene un pedido de captura y detención desde ese mismo sábado en que Roxana fue trasladada de urgencia al Hospital Vicente López y Planes, de General Rodríguez.

Cuando las autoridades llegaron a la casa que la pareja compartían en el Oeste del Conurbano, junto a los hijos de 5, 6 y 7 años de Roxana, Jaime ya no estaba. Desde entonces su foto circula por las redes sociales y las autoridades pidieron ayuda en la búsqueda hasta a la Policía Federal para atraparlo, apunta Clarín.

Los tres hijos más chicos de Roxana quedaron al cuidado de sus hermanos mayores, que se habían distanciado de su mamá desde que estaba en relación con Jaime.

Jaime ya tenía un pedido de captura vigente de la Justicia de General Rodríguez del 6 de agosto de 2019, cuando Roxana lo denunció por los delitos de “amenazas y lesiones”. Nunca lo agarraron e incluso regresó a vivir con su víctima.

“En esa presentación de Roxana de 2019, las autoridades judiciales de General Rodríguez le pidieron el arresto, pese a que el delito es excarcelable, porque un año antes ella lo había denunciado por amenazas simples”, explicaron las fuentes del caso consultadas.

Procesado en libertad en esa causa de 2018, Jaime nunca se presentó al juicio en un tribunal de Mercedes y fue declarado en rebeldía. Este jueves, no bien se conoció que Roxana murió en el hospital, tras agonizar durante seis días por las quemaduras en su cuerpo, quedó acusado del femicidio de su pareja.

“Homicidio agravado por el vínculo y por haber sido perpetrado por un hombre contra una mujer habiendo mediado violencia de género” es el delito que le imputan desde la Fiscalía 10 de General Rodríguez, a cargo de Gabriela Urrutia.