PUERTO MADRYN (ADNSUR) - Este martes, un desencuentro familiar terminó con una fuerte pelea y disparos entre dos hermanos, donde por poco pierde la vida uno de ellos. Ocurrió en Puerto Madryn.

Todo se inició luego de un reproche del mayor de los hermanos (de 56 años) por las actitudes que tenía el menor (de 36 años). Finalmente, esta discusión terminó en un cruce con amenaza de muerte por parte de este segundo.

El atacante se dirigió hacia su habitación, donde guardaba un revolver cargado. Según detalla Diario Jornada, las pericias policiales marcan que una de las seis balas "presentaba signos de haber sido percutida", por lo que intentó ejecutar un disparo.

Al arribar la policía al lugar, el sujeto se encontraba en un ataque de crisis atrincherado en un hogar con una maza de obra. Al identificarlo, se supo que este hombre contaba con un pedido de captura vigente.

Por sus antecedentes, el fiscal de turno dispuso que quede detenido por el delito de “abuso de armas, y amenazas agravadas”