NEUQUÉN (ADNSUR) - Un hombre de 31 años murió este lunes tras recibir una descarga eléctrica. Ocurrió en su casa ubicada en el barrio Loteo Social. Fue trasladado de urgencia al hospital Castro Rendón en estado crítico, donde falleció de un paro cardíaco.

El hecho ocurrió cerca de las 14 horas,  cuando la víctima intentaba enchufar un ventilador que le permitiera soportar la tarde calurosa. Allí, recibió la descarga cuando manipulaba el cable en el enchufe en el que había un dispositivo donde había otros elementos de la casa.

 

 

Tras la explosión, vecinos alertaron a la Policía. Los médicos le hicieron tareas de reanimación y lo trasladaron de urgencia al hospital regional. Finalmente, el joven murió horas más tarde, producto de un paro cardíaco en el hospital, indicó La Mañana Neuquén.