El inédito suceso ocurrió en Santa Fe, cuando un grupo conformado por siete ladrones redujo a tres policías que se encontraban de guardia, robaron sus armas y escaparon en un patrullero. 

Uno de los hombres se encontraba vestido con ropa similar a la de la policía, y los restantes con pasamontañas que cubrían sus rostros. 

Ocurrió alrededor de las 2 de este jueves, en Arroyo Leyes, una comuna del departamento La Capital, a 11 kilómetros al norte de esta ciudad. Los vehículos fueron hallados en la zona de bañados, aunque los malvivientes lograron escapar.

Esta mañana, fuerzas conjuntas de seguridad realizan un importante operativo cerrojo en toda la zona de la Costa aledaña a los afluentes al río Paraná, entre Santa Fe y Reconquista. 

El copamiento comenzó cuando al local de la subcomisaría 20 de Arroyo Leyes ingresaron siete personas, luciendo uno de ellos un atuendo similar a los de la policía. Como excusa, pedían ayuda por la supuesta rotura de una rueda del vehículo en el que se trasladaban.

Un grupo de ladrones asaltaron una comisaría, robaron las armas de los policías y escaparon en un patrullero

Pero, una vez dentro, sacaron a relucir sus armas, redujeron a los tres oficiales que estaban de guardia (dos hombres y una mujer), los maniataron y golpearon a uno de ellos para llevarse una camioneta policial y armas del personal policial, además de un chaleco antibalas y un televisor.

Acto seguido, los delincuentes se fueron del lugar en el móvil policial e ingresaron a una casa situada a unos 70 metros, donde maniataron a un hombre y golpearon a su esposa, a quien le exigían que entregara objetos de valor que hubiera en el hogar. Tras sustraer dos celulares y dinero en efectivo, se dieron a la fuga en el auto de los vecinos y en el patrullero policial por la Ruta 1, en dirección hacia el sur. Cuatro de los sujetos se dieron a la fuga en el móvil policial y los otros tres en el auto particular del vecino, un Peugeot 206.

Un grupo de ladrones asaltaron una comisaría, robaron las armas de los policías y escaparon en un patrullero

El vecino asaltado relató, esta mañana: “Estuvieron como media hora en la casa, rompiendo cosas, hasta que pidieron la llave del vehículo, se robaron algunos elementos y celulares y se fueron. Como estoy cerca de la subcomisaría, corrí hasta el lugar y allí me encontré con el personal de la guardia. Les pregunté si habían llamado al Comando (Radioeléctrico) y me dijeron que no. Raro, muy raro, porque los teléfonos celulares de ellos estaban tirados en el lugar y ya habían pasado varios minutos. Eso les permitió a los delincuentes escaparse sin inconvenientes”, añadió.

A los pocos minutos arribaron al lugar varios móviles policiales, y los jefes del procedimiento ordenaron un operativo de persecución de los malvivientes. En un tramo de la Ruta Provincial 1, al norte de Arroyo Leyes, se registraron dos tiroteos entre los efectivos del operativo de búsqueda y los asaltantes. Sin embargo, estos últimos lograron ingresar por caminos de tierra a zonas próximas al río, donde abandonaron los vehículos y prosiguieron la fuga a pie. No se descarta que estén siendo “aguantados” en viviendas de la zona, que generalmente son utilizadas por pescadores.

Alrededor de las 6, los vehículos fueron encontrados; uno, en los bañados de La Guardia, y el otro, en San José del Rincón, pueblos vecinos a Arroyo Leyes. La camioneta policial tenía una rueda dañada, mientras que personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) encontró, dentro del vehículo del vecino asaltado, un arma de fuego calibre 22. Ambos vehículos y el arma son analizados por peritos, en busca de huellas que permitan identificar a los asaltantes. Según el testigo, el vehículo particular tiene varios destrozos y hasta un impacto de bala en la luneta trasera. Aún no hay detenidos por este hecho, y la investigación es liderada por la fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Rosana Peresin.

Fuente: La Nación

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!