PUERTO SANTA CRUZ (ADNSUR)- La jueza Noelia Ursino, que interviene en la causa por el asesinato de la docente de la ciudad de Comandante Luis Piedrabuena, Jésica Minaglia (30), ordenó el embargo sobre dinero o bienes del procesado Pablo Alejandro Núñez (36) "hasta cubrir la suma de 3 millones de pesos" y pidió que se arbitren los medios para que la reparación económica la reciba su hijo de 2 años.

La denominada Ley Brisa (27452) establece un pago "para niñas, niños y adolescentes menores de 21 años cuando su progenitor haya sido procesado y/o condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito de homicidio de progenitora". 

En la resolución pidió que se "haga saber a la oficina de protección integral de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de Comandante Luis Piedra Buena con la intervención del Ministerio Pupilar, que deberá arbitrar la gestión de la reparación económica en los términos del Artículo 1º de la Ley 27.452" a favor del hijo de la maestra.

Ursino señaló que la docente "no tenía problemas con nadie" y que "la única persona con quien tenía conflicto y que incluso la amenazaba" era su ex pareja y padre de su nene, detalló el medio Perfil.

En el procesamiento, la jueza entendió que el acusado nunca aceptó la separación y que "estaba desquiciado" frente a la posibilidad de que Jésica estuviera con otra persona.

Entre la noche del 14 de abril y la madrugada del 15, la maestra fue atacada a golpes con un objeto contundente en el interior de su casa. Según la autopsia, “hubo un tiempo de agonía entre el momento del ataque y hasta el momento del deceso". Al día siguiente, el principal sospechoso por el femicidio fue detenido.