El policía retirado Rodolfo Suárez, de 73 años de edad, recurrió en septiembre de 2019 al servicio técnico por fallas en su computadora y en ese momento descubrieron lo macabro de su de su vida. En el último tiempo, la estrategia que utilizaba para acercarse a sus víctimas era hacerse pasar por productor de fiestas infantiles y se ofrecía como chofer de famosos del ambiente, como el caso de las hijas de Marcelo Tinelli.

La justicia determinó que al menos 1200 chicos, de entre dos y 14 años, fueron víctimas de Suárez, quien los filmaba desnudos para después traficar sus imágenes. Ahora,fue condenado a 14 años prisión por corrupción de menores.

La policía secuestró un maniquí con uniforme escolar en la casa de Suárez. (Foto: Policía de la Ciudad).
La policía secuestró un maniquí con uniforme escolar en la casa de Suárez. (Foto: Policía de la Ciudad).

En las últimas horas, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°8 encontró culpable al jubilado de los delitos de “promoción a la corrupción de menores agravado por ser las víctimas menores de 13 años, cometido en cuatro oportunidades y en concurso real entre sí, cada uno de ellos en concurso ideal con los delitos de producción de material pornográfico, en concurso real con tenencia de material de pornografía infantil, agravado por tratarse de menores de 13 años cuyas imágenes se encontraron en su poder”.

Un error de Suárez dejó al descubierto red de pornografía infantil a la cual él mismo pertenecía cuando llevó su computadora a arreglar. Así fue como los técnicos encargados de realizar el backup de sus archivos descubrieron en el disco rígido las imágenes del horror, una documentación que tenía más de 20 años de antigüedad.

Suárez nunca declaró par dar su versión de los hechos. No lo hizo durante la instrucción de la causa y tampoco en el juicio. Ni siquiera en la oportunidad que tienen los acusados de decir las palabras finales antes de que los jueces deliberen y den a conocer el veredicto.

Un ex policía llevó su computadora a arreglar y descubrieron que lideraba una red de pornografía infantil

“Al disponerse el allanamiento del domicilio de Suárez (en el barrio de Flores) se encontraron y secuestraron flyers, revistas y calendarios de la ficción de TV Patito Feo y volantes de contrataciones de castings”, sostuvo el tribunal, integrado por los jueces Javier Anzoátegui, Alejandro Sañudo y Luis María Rizzi.

Además, en la billetera del falso productor de TV fueron encontradas tarjetas de presentación manuscritas con su número telefónico y su correo electrónico con la inscripción de “contrataciones Fito”, y tarjetas de presentación que decían “Rodolfo Suárez, representante artístico”.

“Suárez captaba a las niñas y a sus familiares por medio diferentes artilugios, con la promesa de participar en alguna serie televisiva, hacer alguna propaganda que, inclusive, refería que sería para el exterior, y conocer algún famoso. Estos actos los hacía por intermedio de una cuenta de Facebook, tarjetas de presentaciones, por WhatsApp, donde utilizaba como foto de perfil una imagen de Laura Esquivel, protagonista de Patito Feo, o por publicaciones en Internet”, explicaron los jueces en el fallo, de 109 páginas.

Además de las pruebas fílmicas y fotográficas, los investigadores pudieron recuperar correos electrónicos donde el imputado se comunicó con una de sus víctimas y le exigía que le enviara imágenes de su cuerpo desnudo. Según consta en la sentencia, la pena impuesta a Suárez vencerá el 9 de septiembre de 2033.