Carlos Manuel Castro Blanco, dueño de una empresa de hormigón elaborado de Trelew, fue imputado este jueves luego de que se estableciera que vendió una camioneta en forma irregular para evitar tener que darle plata de la venta a su ex esposa. El escribano Nicolás Caucigh también fue imputado por su participación.

Desde el Ministerio Público Fiscal señalaron que se  investiga la presunta comisión de dos hechos. Con respecto a Carlos Castro Blanco, el delito es por “estafa en concurso ideal con utilización de documento público falsificado en concurso real con dos hechos de desobediencia, en contexto de violencia de género” y respecto del escribano Caucigh, el delito de “estafa en carácter de partícipe necesario”.

En la audiencia, la jueza Patricia Asaro dio por incorporada a la querella por parte de la ex mujer del empresario Castro Blanco, quien cuenta con el patrocinio del abogado Sergio Fassio.

Falsificó la firma de su ex esposa para vender una camioneta y no darle la plata. Foto: mpf
Falsificó la firma de su ex esposa para vender una camioneta y no darle la plata. Foto: mpf

Castro Blanco no estuvo presente en la audiencia, dado que desde a Oficina Judicial indicaron que no se lo puede ubicar en el domicilio que fijó y que cuando lo llaman para notificarlo de las audiencias corta las llamadas. Y por eso , se dispuso que para las próximas audiencias sea notificado por la División de Investigaciones de la Policía para evitar que intente eludir las notificaciones.

EL CASO

La víctima detalló que en octubre de 2020 tramitó el divorcio y división de bienes. Pero descubrió que una camioneta 0 km que habían adquirido fue transferida sin su conocimiento.

“La víctima se da cuenta gracias a la App Mi Argentina, donde se pueden acceder a los documentos digitales y los del vehículo. Ahí observa que la camioneta no estaba más. Cuando pidió informe de Estado de Dominio Histórico surgió que se trasfirió a una concesionaria de automotores. Ante esta situación, se dirigió a la concesionaria y advirtió que el vehículo estaba a la venta. Y que en la transferencia surgía una presunta firma falsa de ella, certificada por escribano”, indicaron los fiscales Daniel Báez y Alex Williams, a cargo del caso.

“La víctima advirtió el perjuicio patrimonial millonario que le provoca la transferencia de un bien de su propiedad sin su consentimiento”, detallaron. Y agregan: “En concreto, la investigación es porque en principio las actuaciones celebradas en presencia del escribano no ocurrieron en presencia de la víctima. Y la firma atribuida, en principio, no es la de ella”, indicaron desde la Fiscalía portuaria.

Además, los días 5 y 7 de junio, Manuel Castro Blanco le envío mails intimidatorios a su ex mujer, incumpliendo la orden dispuesta por la Jueza de Familia de la ciudad de Trelew, Silvia Teresita Apaza, en la que se establecía una prohibición de acercamiento y contacto por cualquier medio. Por este hecho, se sumó la imputación de “desobediencia”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!