El director de cine iraní Babak Khorramdin, quien residía desde hacía años en Londres, fue asesinado por sus padres tras una fuerte discusión con respecto a su soltería luego de retornar a su país de origen.

Khorramdin había regresado a Ecbatana -una ciudad cercana a Teherán, su lugar de nacimiento- hacía unos días para visitar a sus familiares como parte de sus vacaciones. El cuerpo fue encontrado el pasado domingo en esta misma ciudad, en bolsas de basura y una maleta.

El cineasta tenía 47 años, que realizó cortos como Crevice y Hole, fue a dormir tras la discusión sobre su situación, y fue allí cuando sus padres lo anestesiaron, apuñalaron y descuartizaron.

Khorramdin era autor de una obra autorreferencial. Dos de sus cortos, Crevice y Oath to Yasha, están centrados en su experiencia lejos del régimen iraní. En 2010, un año después de graduarse en cine en la Universidad de Teherán, se mudó a Londres.

Los padres fueron detenidos y por ahora continúan las pesquisas para descubrir exactamente qué ocurrió. De acuerdo a ABC, la investigación sigue abierta, aunque el progenitor ya habría reconocido el crimen ante el Tribunal Penal de Teherán. Además, revelan que los padres también habrían confesado haber asesinado a su yerno y su hija hace años.

Este tipo de asesinatos forman parte de una violencia doméstica muy consolidada en Irán, denominados crímenes de honor. En 2020 se aprobó una ley de protección a la infancia pero que sigue siendo insuficiente. El crimen de honor es el asesinato de una persona por parte de uno o varios miembros de su familia, debido a la creencia de que la víctima habría causado desprestigio a su familia a causa de su comportamiento sexual, social o religioso.