BUENOS AIRES (ADNSUR) - Un adolescente de 16 años fue detenido acusado de haber participado en el robo y golpeado a una joven que el 18 de agosto perdió un embarazo de cinco meses luego de que fuera asaltada y golpeada a culatazos y su madre baleada en un tobillo cuando delincuentes le sustrajeron el auto en la localidad bonaerense de Isidro Casanova, informaron hoy fuentes judiciales.

La detención fue realizada en el barrio San Carlos, del partido de La Matanza, lugar adonde llegaron los investigadores policiales y al allanarlo encontraron una gorra que luego fue reconocida por las víctimas como que fue usada por uno de los asaltantes durante el asalto.

Un delincuente de 16 años fue detenido tras darle un culatazo a una mujer que perdió su embarazo

Los informantes a cargo de la investigación agregaron que en el mismo lugar se detuvo a otro individuo que se dedicaba al desguace de autos robados, pero no está claro si participó en el robo a Nadia Riveros, de 22 años y su familia. Según informó agencia Télam.

El robo fue cerca de las 20.40 del miércoles 12 de agosto en la esquina de las calles Castañón y Concejal Luis Alberto Settino, en Isidro Casanova.

"Llamé a un remís, pero como tenían unos 40 minutos de demora le pedí a mi mamá que viniera para que me llevara porque me dolía mucho la panza", contó la chica a la prensa.

Nadia salió de la casa y mientras sus familiares la esperaban en el auto aparecieron corriendo tres delincuentes y los interceptaron para robar el vehículo.

"Estaban armados y cuando vi que se acercaron a mi tío, que estaba del lado del conductor, pensé que le iban a hacer algo a él y le pego dos patadas en la cara e intento que se le caiga el arma, entonces ahí como que se calentó y empezó a tirar tiros", relató.

La joven añadió que el delincuente le tiró un disparo en la pierna a su madre y a ella le empezó a pegar culatazos en la cabeza.

"No me di cuenta que me pegó y cuando siento todo caliente, me miro y estaba chorreando sangre que no paraba", afirmó Nadia, quien añadió: "Por suerte el disparo a mi mamá no le tocó ningún hueso".

Los asaltantes huyeron con el auto del tío que luego apareció abandonado en el barrio Villegas. En tanto, la joven, su madre y su tío fueron trasladados a un centro asistencial como consecuencia de las distintas heridas.