Segundo Vargas, oriundo de Comodoro Rivadavia se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria por un femicidio ocurrido en 2013 la ciudad petrolera. Sin embargo,  en las últimas volvió a ser detenido por atacar a su excuñada con un cuchillo en la localidad de Aldea Escolar. 

El hecho se registró el domingo alrededor de las 20:30 horas según denunció la víctima en la Comisaría de Trevelin.  La mujer relató que se encontraba con su sobrina tomando mates cuando llegó Segundo Vargas, su ex cuñado ( hermano de su pareja). El hombre se encontraba borracho y comenzó a golpear la puerta con la cabeza hasta que entró. 

Con un cuchillo le provocó un corte en el antebrazo derecho y tras un forcejeo, escapó. Tras la denuncia, este lunes por la mañana - alrededor de las 7  mañana- el hombre  quedó detenido tras dos allanamientos. Será sometido a la audiencia de control de detención en las próximas horas. 

Segundo Vargas fue detenido este lunes por la mañana en Aldea Escolar. Foto: Hernán Merceré
Segundo Vargas fue detenido este lunes por la mañana en Aldea Escolar. Foto: Hernán Merceré

El segundo Jefe de la Unidad Regional de Esquel, Cristián Cedrón, explicó que el hombre de 32 años es oriundo de Comodoro pero fijó domicilio para cumplir una condena por femicidio en  Esquel debido a que tiene familiares en la ciudad. "Está todo en investigación. Tenía que estar en el domicilio fijado" dijo el comisario tras relatar que 2025 es la fecha que terminará de cumplir la condena por el femicidio de su pareja, Daniela Flores, en febrero de 2013.

EL FEMICIDIO

El 27 de enero Daniela Flores fue apuñalada por su pareja frente a sus hijos en un domicilio del barrio Quirno Costa. Tenía solo 26 años.

Segundo Vargas fue condenado a 20 años de prisión por el femicidio de Daniela Flores. Actualmente goza de libertad condicional. Foto: MPF
Segundo Vargas fue condenado a 20 años de prisión por el femicidio de Daniela Flores. Actualmente goza de libertad condicional. Foto: MPF

 En febrero de 2014,  Segundo Vargas, fue condenado por homicidio agravado por el vinculo por la muerte de Daniela Flores.  Como atenuantes - el tribunal - consideró la falta de antecedentes penales de Vargas, y como  agravante el haber cometido el hecho frente a sus hijos. 

Luego de varios años, en 2019 fue beneficiado con salidas transitorias y en ese marco se denunció que estaba incumpliendo las condiciones para acceder a ese beneficio.