SANTIAGO DEL ESTERO (ADNSUR) - El acto de extrema violencia contra una perro ocurrió en  Santiago del Estero. El carnicero declaró que lo apuñaló porque estaba cansado de que entrará a su negocio. 

El perro, conocido por todos como "Mármol", aún se recupera de la herida que recibió por parte de un hombre. Fue atacado en una carnicería ubicada en la localidad de Forres, en la provincia de Santiago del Estero, por el dueño del local. El perro solía meterse en el negocio y cansado de ello,  el propietario del local lo apuñaló. 

 El día del ataque, el perro ingresó al negocio como solía hacerlo, sin embargo lejos de ahuyentarlo, el dueño de la carnicería decidió tomar un cuchillo y clavárselo en las costillas. 

El perro fue atacado por el comerciante. Foto: La Opinión Austral
El perro fue atacado por el comerciante. Foto: La Opinión Austral

El animal salió herido hacia la calle ante la mirada de los vecinos de la cuadra que no podían creer que tenía clavado un cuchillo.  Un sobrino del dueño del perro fue quien alertó sobre que le había sucedido a la mascota de la familia. 

Tras llevarlo para que reciba atención médica, los dueños decidieron pedirle explicaciones al carnicero,  de 56 años, quién argumentó que lo hizo porque estaba cansado de que entrará a su local . Fue denunciado y posteriormente detenido por infringir la ley 14.346 que castiga el maltrato y la crueldad animal.