SALTA (ADNSUR) – En la tarde de este miércoles ocurrió un trágico hecho en jna vivienda del barrio Progreso de la ciudad de Salta. Personal del Sistema de Emergencias del 911 fue alertado por personal de un Centro de Salud sobre el hecho.

Un bebé de tan solo un año se ahogó en una pileta y murió. Por motivos que se tratarán de establecer, el padre del menor advirtió que su hijo flotaba en el agua de la pelopincho del fondo de casa.

Fuentes policiales indicaron que si bien el padre lo socorrió urgente y trasladó al Centro de Salud, y a pesar de los intentos de reanimación, falleció.

La causa quedó en manos del fiscal de turno que solicitó la presencia del médico legal y quedó a la espera de la autopsia, así lo informó El Tribuno.