Un bebé de un año se encuentra internado en el Hospital de Niños en Tucumán, donde permanece en terapia intensiva en grave estado. Su madre relató que aspiró accidentalmente cocaína que se le cayó a su tío.

Ocurrió el domingo en una casa de El Palomar, en la provincia de Tucumán, cuando una mujer  se dio cuenta que a su bebé le costaba respirar. 

Al acercarse al lugar donde había estado jugando el pequeño, se encontró con un "papelito", nombre que recibe el recorte que se utiliza habitualmente para fraccionar la dosis de cocaína, por lo que inmediatamente lo llevó a la guardia del centro de salud.

La mujer declaró que su hermano, quien padece de problemas de adicción, se había presentado en la casa para cortar leña y según el parte oficial del hospital, la mujer dijo que al hombre se le pudo haber caído la dosis y que el pequeño la agarró de manera accidental.

La madre del niño y su pareja quedaron detenidos:  "Se tomó esta medida hasta tanto se haga una requisa exhaustiva en la vivienda donde se desencadenó este lamentable hecho", aseguró el jefe de la Unidad Regional, Fabio Ferreyra, a El Contexto Tucumán. 

En tanto, desde el Hospital de Niños confirmaron que el niño se encuentra en terapia intensiva con pronóstico reservado, a la vez que indicaron que no es común que se atiendan este tipo de casos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!