SAN JUAN (ADNSUR) - Joel tiene apenas tres meses y su vida corre peligro luego de un grave accidente doméstico. El chiquito cayó de lleno a un brasero y está grave por la seriedad de las heridas sufridas. 

El hecho ocurrió este martes en una vivienda de la zona de Valle Fértil, cuando el bebé estaba sentado en su cochecito y en uno de los movimientos se precipitó al piso, con tan mala suerte que fue a parar a un brasero encendido.

La mamá, Mónica Dayana Maldonado (24) advirtió la situación y lo socorrió, llevándolo de inmediato a urgencias del Hospital Alejandro Albarracín para las primeras atenciones pero por la gravedad de las heridas fue trasladado al Hospital Rawson, donde ingresó en las primeras horas de la tarde de este martes.

El diagnóstico es muy complejo ya que el bebito sufrió quemaduras graves en la cara, otra en su mano derecha y tiene afectadas las vías respiratorias. El menor está internado en Terapia Intensiva, según detalló el Diario de Cuyo.