Se trata de Darío Leonardo Cuyul (18) a quien luego de curarle las heridas y constatar que afortunadamente se trataba de lesiones superficiales, le dieron de alta.

Según informa Crónica, cuando estaba por marcharse del nosocomio, personal de la Seccional Primera se acercó a entrevistarlo. Allí, el joven reconoció que no fue un asalto.

Relató que luego de jugar al fútbol con dos amigos, llegó a las calles Sarmiento y Pellegrini donde mantuvo una discusión con uno de ellos y luego éste amigo le asestó tres puntazos con un arma blanca.

El joven herido se abstuvo de radicar denuncia, con algún reto del oficial que por varios minutos movilizó a toda su guardia aportando características físicas y vestimentas apócrifas de los supuestos asaltantes.