CALETA OLIVIA (ADNSUR) -  En medio del dolor e impotencia, este jueves fueron sepultados el cuerpo de la joven madre y sus dos pequeños hijos de 6 y 7 años, que fueron calcinados luego de que les incendiaron la casa donde vivían.

El fatal episodio ocurrió el domingo pasado a la madrugada, cuando Natasha Shumacher  junto a sus hijos Lautaro y Karin quedaron atrapados entre las llamas  en el interior de la vivienda, cuyo incendio se confirmó fue intencional y por el que hay cuatro detenidos.  

Juan Gabriel Pacheco, padre de Lautaro, y Ale Fernández, papá de Karin recibieron los cuerpos de los niños, víctimas del triple crimen del B° 17 de Octubre, y sus respectivos familiares dieron cristiana sepultura.

Lautaro y Natasha fueron velados en la Cochería de la Municipalidad de Caleta Olivia, mientras que a Karin la velaron en la Cochería San José.

Triste adiós a los hermanitos y su mamá que murieron calcinados en un incendio intencional

Pasadas la 11 de la mañana, los tres cuerpos se encontraron en la sala ubicada en Avenida Alem para tener su saludo final, donde se inició el cortejo fúnebre hasta el cementerio, para recibir cristiana sepultura, así lo indicó La Vanguardia Noticias.

Los familiares, amigos de la familia y gran cantidad de vecinos de Caleta Olivia,  se acercaron a despedirlos, en medio de un profundo dolor y en un reclamo de justicia.

Triste adiós a los hermanitos y su mamá que murieron calcinados en un incendio intencional

Natasha Schumacher y sus hijos, Lautaro y Karin, descansan en el Cementerio Municipal de Caleta Olivia, mientras la justicia trabaja para dar con los autores del triple crimen.