COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este lunes por la mañana se realizó por videoconferencia la audiencia de revisión de la prisión preventiva que tiene como coimputados a Damián “Jaimito” Martínez y Fabián Nahuelpan. La funcionaria de fiscalía solicitó se mantenga la medida de coerción que cumplen ambos imputados por el término de tres meses; en contraposición el defensor requirió la libertad de sus pupilos con presentaciones semanales ante la autoridad judicial. Finalmente, la jueza penal resolvió mantener la prisión preventiva que cumplen Martínez y Nahuelpan por el término de tres meses, en base a la rueda de reconocimiento de personas positiva para ambos y la existencia de elementos de convicción suficientes para tenerlos como probables coautores del hecho investigado.

Además, consideró la gravedad de la imputación y la existencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento invocados por la funcionaria de fiscalía.

El hecho que se les imputa ocurrió el pasado 8 de febrero cuando los imputados arribaron, junto a dos personas más, a bordo de un VW Gol, color blanco, al domicilio de la víctima, a quien sorprenden con el empleo de un arma de fuego. “Metete adentro, somos policía” le refirieron. Luego se realizaron dos ruedas de reconocimiento de personas donde una de las víctimas reconoce inmediatamente y sin lugar a dudas al imputado Martínez; en tanto que la otra víctima reconoce a Nahuelpan como dos de las personas que participaron del hecho.

La audiencia de revisión fue residida por Mónica García, jueza penal; el Ministerio Público Fiscal fue representado por María Laura Martini, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de ambos imputados fue ejercida por Mauro Fonteñez, defensor particular de los mismos.

La funcionaria de fiscalía solicitó se mantenga la medida de coerción que pesa sobre los imputados Martínez y Nahuelpan por el término de tres meses. Ello en base a la existencia de elementos de convicción suficientes para tenerlos como probables autores del ilícito investigado.

La representante de fiscalía argumentó la existencia del peligro de fuga por las características graves de hecho, la nocturnidad en la que fue cometido, el empleo de un arma de fuego, la violencia ejercida y la pena en expectativa, con un mínimo de 5 años en caso de recaer condena, es decir que la misma será de efectivo cumplimiento. Asimismo por los antecedentes penales de ambos imputados y el peligro de entorpecimiento ya que su soltura puede influir sobre las víctimas, concluyó la funcionaria de fiscalía

En contraposición el defensor disiente sobre que hay mayor certeza para los elementos de convicción requeridos en esta etapa de la investigación. “Insiste con la inocencia” de sus asistidos. Los peligros procesales han menguado, aseveró. No existe peligro de entorpecimiento porque las pericias que restan no se pueden influir sobre ellas. Sus defendidos “poseen arraigo en la ciudad”, por todo lo cual pidió “la libertad de ambos, con presentaciones semanales ante la autoridad judicial y prohibición de acercamiento a las víctimas”.