En la jornada de ayer lunes, Lautaro Alexander Rosé, un joven correntino de 18 años, se encontraba en medio de una persecución policial en inmediaciones del río Paraná y se arrojó al mar para escapar junto a otro amigo menor de edad, quien sí logró salir del agua.

Este martes, buzos de la Prefectura Naval Argentina encabezaban una intensa búsqueda, mientras que a los tres efectivos que participaron de la persecución les abrieron un sumario administrativo.

Tres agentes sumariados: Lo perseguía la policía, se tiró al río y está desaparecido

Según informó el Ministerio Público Fiscal en un comunicado, la noche del 7 de noviembre el joven, identificado como Lautaro Alexander Rosé, se encontraba en las inmediaciones de la costanera, debajo del Puente General Belgrano cuando "en un momento se generó un incidente e intervino personal de la Policía de Corrientes, lo que derivó en un tumulto de personas, corridas, y una persecución por la zona costera en dirección al Club Boca Unidos".

Fue entonces que "Lautaro Alexander Rosé, junto a un menor de edad que lo acompañaba, se arrojaron a las aguas del río Paraná". Luego, "el menor de edad salió del agua, pero no así Lautaro, de quien se desconoce hasta la fecha su paradero", precisó el organismo.

En las últimas horas, "se pudo corroborar que, efectivamente, existen registros de actividad en el Sistema de Emergencia 911, que en el lugar actuaron efectivos de la Policía de Corrientes, y que a causa del incidente suscitado no se labraron actuaciones, por lo cual se trataría de un procedimiento irregular". 

El fiscal Gustavo Robineau, a quien le otorgaron la investigación del hecho, aseguró que “la investigación está en curso” y que hasta el momento “no hay novedades sobre la búsqueda”.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Juan José López Desimoni, dijo a Radio Dos que por lo ocurrido "tres funcionarios policiales fueron apartados preventivamente, una medida administrativa, mientras avanza la investigación”.

¿Qué dijo la familia?

La madre del joven desaparecido, Juana Sotelo, contó que “Lautaro estaba con su amigo Ismael, de 16 años," cuando ocurrieron los hechos.  Según relató a los medios, el compañero de su hijo le contó que "fueron golpeados y perseguidos por la Policía, en medio de la noche”.

"Me voy a quedar acá hasta que alguien me dé alguna respuesta, soy madre y estoy sufriendo y pido justicia", reclamó. 

En relación a la tía de Lautaro, Natalia Rosé, exclamó “Nos vamos a quedar aquí hasta que aparezca y pedimos que vean las cámaras de seguridad que hay en toda la Costanera”, exigió. 

“Aparentemente, el lunes a la madrugada hubo una persecución y él y su amigo estaban huyendo. El amigo dice que Lautaro se tiró al agua y sus zapatillas quedaron en la costa, pero mi sobrino no sabía nadar”, dijo la tía. "Este chico nos aseguró que fueron golpeados por la Policía y nos dijo que no quiere hablar más porque tiene miedo”, lamentó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!